Seleccionar página

Estudio de títulos de dominio de un inmueble

Si tenemos la posibilidad de adquirir una propiedad, lo primero que debemos verificar son los títulos de la misma, verificar que estos efectivamente se encuentran ajustados a derecho. Si la adquisición del bien inmueble se hace con crédito hipotecario, el Banco se encargará de esto, pero si la compra no se hace a través de una institución financiera, siempre será recomendable asesorarse por un abogado. Sin perjuicio de la vía que se tome, habrá que entender en que consiste este estudio.

En palabras sencillas, estudiar los títulos es instruirse de la historia del bien raíz, para que luego podamos adquirir nuestro inmueble sin reparos ni problemas. Y es así, como explicaremos esto a través de sencillas preguntas:

¿Qué se estudia?

Se estudian los títulos de la propiedad raíz con una antigüedad de a lo menos 10 años, es decir, si durante los últimos 10 años la propiedad ha sido transferida 3 veces, habrá que estudiar las 3 transferencias con todos los documentos que ello implica.

¿Por qué se estudia?

Se estudia para evitar posibles nulidades de la compraventa u otras sanciones, para poder verificar si el bien raíz se encuentra sujeto a algún procedimiento expropiatorio, o es de aquellos bienes sujeto a utilidad pública, entre muchos otros.

¿Para qué se estudia?

Para así asegurar un gozo pleno de la propiedad.

¿Cuándo se estudian los títulos?

El estudio de título se hace por lo general una vez que se celebra el contrato de promesa de compraventa y antes de la celebración de la compraventa propiamente tal.

¿Cómo se estudian?

Esta es la pregunta clave ¿Cómo? o ¿Con que documentos? Cabe agregar que no son pocos los documentos a solicitar a la hora de hacer un estudio de título. Estos pueden ser a lo menos los siguientes (*):

  • Títulos de propiedad de los últimos 10 años, con inscripciones de dominio (se solicita en el Conservador de Bienes Raíces respectivo).
  • Escrituras de compraventa (Si tienen una antigüedad superior a 1 año, estas se solicitan en el Archivo Judicial).
  • Copia autorizada de inscripción de dominio (se solicita en el Conservador de Bienes Raíces respectivo).
  • Certificado de Hipotecas y Gravámenes (se solicita en el Conservador de Bienes Raíces respectivo).
  • Certificado de Rol de avalúo fiscal (se solicita en la Tesorería General de la República)
  • Pago de Contribuciones al día (se solicita en la Tesorería General de la República)
  • Certificado de no expropiación Municipal (se solicita en la municipalidad respectiva)
  • Certificado de no Expropiación SERVIU (se solicita en el SERVIU)
  • Certificado de número (casa usada) (se solicita en la municipalidad respectiva)
  • Certificado de recepción final (se solicita en la municipalidad respectiva)
  • Caso hipoteca: certificado de saldo de deuda emitido por el Banco
  • Caso herencia: copia inscripción posesión efectiva, certificado de posesión efectiva y certificado de pago de impuesto de la herencia (en caso que haya habido testamento, copia autorizada de su inscripción).

Una vez que se verifique que dichos documentos se encuentran ajustados a derechos, es tiempo de firmar la escritura final de compraventa.
(*) Estos documentos aplican solo para compraventa entre personas naturales.

Esperamos que te haya quedado clara la importancia de realizar el Estudio de Títulos antes realizar una inversión en una propiedad para tu empresa o a nivel personal.

En cualquier caso contáctanos para asesorarte en detalle y no tengas complicaciones ni trabas en el futuro.

Pin It on Pinterest